ALEX
ATACK

PHOTO
AWARD
FINALIST

S/T

Un grupo de chicos juega al fútbol en Satwa, una zona antigua de Dubái situada detrás de muchos de los elementos más reconocibles de la ciudad. Aunque Dubái ha vivido un crecimiento exponencial durante los últimos treinta años, esta parte de la ciudad apenas ha cambiado y, como resultado, es una zona asequible donde viven trabajadores y familias con pocos ingresos.

El deporte es una parte importante de la cultura para los hombres que viven en Satwa. Después del trabajo –normalmente, después de las oraciones vespertinas– grupos de hombres y niños se reúnen en los campos de arena y los aparcamientos de la zona para jugar partidos informales pero competitivos de fútbol, voleibol y críquet. Estos partidos suelen durar hasta que se pone el sol, cuando los participantes se irán a la mezquita o bien a la tetería local para continuar su vida social.